sábado, 6 de junio de 2009

"TIERRA DE DINOSAURIOS"

http://plus.mixplay.tv/videosonline/dinosaurios


Imágenes para hi5



Caricias para los pequeños

PASEO CON DINOSAURIOS
Por Elsa Bornemann

Una noche de verano,
con mi lindo dinosaurio
salí a pasear, de la mano,
por las calles de mi barrio...

Pues aunque es un animal
prehistórico y gigante,
es manso, de un modo tal
que ya no queda elegante.

Cómo será que, esa noche,
por un semáforo viejo
atascó a todos los coches,
temblando como un conejo.

Parece que se espantó
al ver el cambio de luces.
Por un monstruo lo tomó
y al suelo cayó de bruces.

Las noches, con sus bocinas,
atronaban enojados.
Ocupaba cuatro esquinas
pues, mi dino desmayado.

Yo muy nerviosa corrí
a casa del boticario,
su botica revolví
hasta hallar su diccionario,

hecho con piedra y granito:
un antiguo diccionario.
Allí aprendí, ligerito,
el idioma dinosaurio.

Entonces volví y hablé
en la oreja de mi dino.
La gente decía:-¿¿Qué??
¡¡No va a entender ni un pepino!!

Pero insistí con cariño,
hablándole dulcemente...
Él es tierno como un niño...
¡Qué sabe de eso la gente!

"-Son luces-dije-con brillo
y no un monstruo de tres ojos:
uno verde, otro amarillo
y el tercero color rojo..."

Al escuchar mis gruñidos
mi dinosaurio entendió
y, en amoroso bufido,
por el aire me elevó.

Fin

Elsa Bornemann nació el 20 de febrero de 1952 en Buenos Aires. Luego de conseguir su título de maestra nacional, se recibió de Profesora en Letras en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, hizo allí el doctorado y estudió inglés, alemán, italiano, latín y griego clásico.

Durante la dictadura militar argentina, la escritora formó parte de la lista de autores prohibidos, y su cuento “Un elefante ocupa mucho espacio” fue censurado. Esa misma historia fue considerada “un ejemplo de la literatura de importancia internacional”, por lo que International Board on Books for Young People (IBBY) lo galardonó con la Lista de Honor del Premio Internacional Hans Christian Andersen y convirtió a la autora en la primera escritora argentina en recibir esa distinción internacional. Pero ése no fue el único reconocimiento hacia las obras de Bornemann. En 1972, su libro “El espejo distraído” la hizo ganar la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores.

Como resulta evidente, el éxito literario generado por Bornemann no sólo se reflejó en las ventas de sus libros. En 1982, por ejemplo, “El libro de los chicos enamorados”, otro de los textos creados por la escritora, fue incluido por el Banco del Libro de Venezuela entre los Diez Mejores Libros para Niños y, en 1985, la autora recibió el Premio Alicia Moreau de Justo por su gran obra literaria. Años después, otros dos de sus libros, “Bilembambudin o el último mago” y “Disparatario”, fueron seleccionados para integrar la lista The White Ravens, una distinción otorgada por la Internationale Jugendbibliothek de Munich (Alemania). En 1994, la Fundación Konex de Argentina le otorgó el Premio Konex de Platino.

Por las características de sus obras, la autora ha logrado que muchos de sus textos hayan sido reproducidos en libros de lectura para la escuela primaria, en manuales de literatura de distintos niveles y en antologías argentinas y extranjeras. Incluso, algunos de sus libros han sido traducidos al sistema braille, para los no videntes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada