miércoles, 7 de abril de 2010

7 de abril "Día mundial de la Salud"





Mens sana in corpore sano

La salud es la base del bienestar del ser humano, y sin embargo las condiciones de la vida actual muchas veces impiden el desarrollo saludable de las personas, lo cual es particularmente grave en el caso de los niños. El deporte y el cuidado del medio ambiente son dos aspectos clave a tener en cuenta en este día.

"¡Salud!" es el augurio más repetido en cualquier celebración, a la hora de alzar las copas para brindar. También al encontrarnos o despedirnos de otra persona manifestamos el mismo deseo implícito, al "saludarlo".

Es que la salud (que según la Organización Mundial de la Salud es no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades, sino "el estado de completo bienestar físico, mental y social") es proveedora de energía y vitalidad para el hombre, y le permite trabajar, progresar, vivir en sociedad y realizarse con mayor satisfacción.

La Organización Mundial de la Salud (dependiente de la Organización de las Naciones Unidas) fue fundada el 1° de septiembre de 1948 para prevenir enfermedades graves y cuidar los asuntos referidos a la salud en todo el mundo, y ya en 1949 constituyó este Día Mundial de la Salud como jornada internacional. Para la celebración del año 2003, el lema es "Preparemos el futuro de la vida: ambientes saludables para los niños". Apunta a crear entornos sanos donde los más pequeños puedan desarrollarse sin riesgos, para evitar que -como ocurre hoy en día- millones de niños mueran por enfermedades relacionadas con el deterioro del medio ambiente (además de otros factores sociales como la pobreza, la violencia, las transformaciones económicas, la falta de educación o la decadencia de los servicios de salud).

Es por eso que las condiciones apropiadas que puedan crearse en el hogar, en la escuela o en cualquier otro sector de la comunidad estarán salvando vidas. Es uno de los derechos humanos básicos fundamental el de tener una vida lo más saludable posible, y para ello se necesita la intervención de muchos sectores sociales, de los que no debemos excluirnos. Todos tenemos que jugar nuestro papel en el cuidado de la salud, ya sea conservando nuestro entorno como transmitiendo los valores del cuidado personal y el ejercicio físico como bases del bienestar.


Mens sana in corpore sano

El estilo de vida de la sociedad actual, en todos sus estratos, está llevando cada vez más al abandono de la actividad física, la disminución de una sana alimentación, el consumo del tabaco, la obesidad, etc.

La falta de ejercicio físico es una causa importante de enfermedades: según la OMS, el 80% de los problemas de corazón, la tercera parte de los cánceres y unas 2 millones de defunciones al año pueden prevenirse si a una alimentación sana se le suma suficiente ejercicio a lo largo de toda la vida.

Esta concepción no es nueva: ya en el siglo I de nuestra Era, el destacado poeta romano Décimo Junio Juvenal (55 - 138) decía "oremos para que haya mentes sanas en cuerpos sanos" (en latin, "mens sana in corpore sano"), dejando en evidencia la necesidad de preocuparse por poseer cuerpos saludables para que también la mente y el alma lo estén. Un concepto que es necesario reforzar en nuestros días, y que no debemos dejar de transmitir a las nuevas generaciones.

Más información:


www.who.int/home-page


www.who.int/world-health-day

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada