viernes, 14 de enero de 2011

ACTIVIDADES PARA HACER EN FAMILIA.


En esta sección, sugerimos un conjunto de actividades para que los adultos realicen con los chicos y las chicas de la casa. Se trata de propuestas para seguir jugando, imaginando, inventando e investigando con PAKAPAKA en familia.

Aquí, madres, padres, tíos, abuelos, padrinos, niñeras y demás parientes o colaboradores cercanos encontrarán una serie de consignas para hacer con los más pequeños. También algunas sugerencias que les permitirán ampliar y guiar las distintas tareas.
Armá tu avatar PAKAPAKA
imagen de un avatar

Según el diccionario, una caja es “un recipiente de distintas formas y tamaños que sirve para albergar objetos”. Nadie puede estar en desacuerdo con esta definición: ¡una caja es una caja!

Sin embargo, la caja de PAKAPAKA es mucho más que un receptáculo que aloja elementos variados. Con su diseño sencillo y su apariencia de cubo de cartón, la caja de PAKAPAKA fue proyectada para contener aquellas cosas que no pueden tocarse ni embalarse, ¡pero que son fundamentales para la niñez!

Se trata de una caja de tapas abiertas a opiniones, inquietudes, sueños, inventos, deseos, fantasías, recuerdos, juegos, disparates, consejos, saludos, mimos, pasiones o antojos. Es una caja imaginada en la que chicos y chicas pueden hallar, proponer e intercambiar más cosas de las que a simple vista se podrían introducir en ella. Es una caja asombrosa y sin fin que se abastece con la imaginación, la creatividad y la motivación propias de la infancia, siempre de la mano de adultos que desean jugar, formar y acompañar a los más pequeños.
Actividad: Avatares
Padres y docentes

Una propuesta para reflexionar, jugar y participar
Sugerida de 2 a 12 años

Las tecnologías digitales abren magníficas oportunidades para aprender, participar, informarse y entretenerse. Los juegos en red son algunas de las nuevas posibilidades que brinda el mundo virtual. En este tipo de juegos, generalmente el usuario no se presenta tal cual es, sino de un modo imaginario. El avatar es el personaje, la representación gráfica que construye cada jugador sobre sí mismo y que le permite ser reconocido por los demás.

En general, los avatares tienen características humanas y pueden presentar algunas cualidades propias del jugador, pero sin develar su verdadera identidad.

Les proponemos armar su avatar para comenzar a jugar y participar en PAKAPAKA:

1. Tomen una hoja de papel y dibujen un cuadro de tres columnas.
2. En la primera columna, escriban algunas de sus propias características físicas; en la segunda, características de personalidad; y en la tercera, gustos o preferencias (allí podrán dar cuenta de lo que les gusta comer, leer, hacer con amigos, en la escuela o en el verano, etc.). ¡Recuerden poner cosas que los caracterizan! Si aún no saben escribir, podrán dictarle a un adulto que los ayude.
3. Imaginen que tienen que armar un muñeco, un avatar de ustedes mismos con distintas cajas de cartón. Planeen cómo lo armarían y hagan un boceto. Piensen: cuántas cajas usarían; si armarían todo el cuerpo o sólo la cabeza; de qué tamaño serían las cajas; con qué elemento harían el pelo, los ojos, la ropa, etc. ¡Recuerden que no se pueden usar fotografías personales!
4. Busquen en la casa y en el barrio las cajas de cartón que necesitan para armar el avatar; constrúyanlo y tómenle una foto. ¡Pueden preguntarle a familiares y amigos si lo ven parecido a ustedes!
5. Envíen por correo electrónico a infopakapaka@educ.gov.ar la foto de su avatar, cuéntennos algunas de las preferencias que escribieron en la tercera columna del cuadro que completaron al inicio de esta actividad, escriban la ciudad o pueblo y provincia donde viven y firmen con seudónimo. ¡En PAKAPAKA haremos una galería online de avatares de amigas y amigos!

Calibroscopio

Calibroscopio ocurre dentro de una biblioteca colorida, aunque un poco desordenada. Enriqueta y Cayetano se mueven entre estantes llenos de libros de variados tamaños y colores. Leandro los visita con frecuencia, pero no es amante de la lectura. Sin embargo, ellos siempre tienen historias interesantes al alcance de la mano.

1.
Libro mutante

Una propuesta para leer, escribir y crear
Sugerida de 6 a 8 años

Los cuentos son historias breves, pero siempre tienen un inicio, un desarrollo y un final. Los finales pueden ser tristes o felices, abiertos o cerrados… las historias pueden terminar de muchas maneras distintas. Los adultos podrán proponer:
1. Tomen un cuento bien corto (de esos que tienen más dibujos que letras).
2. Busquen una carpeta, guarden el libro adentro, agreguen muchas hojas en blanco y numérenlas.
3. En la tapa de la carpeta, peguen una hoja que diga: “Este es un libro mutante: cuando termines de leerlo tenés que cambiar su final”. En la contratapa escriban: “Aquí registren su nombre, día que cambiaron el final y en qué hoja lo escribieron”.
4. Lean la historia que cuenta el libro, presten especial atención a cómo termina… y modifiquen el final.
5. Una vez que lo hayan hecho, ¡pásenle la carpeta (con el libro original y el nuevo final) a alguien conocido para que haga lo mismo!

¡¡¡Además!!!
* Si los chicos y chicas se animan, pueden hacer una segunda vuelta en la cual se vote cuál es el mejor final que se ha escrito sobre esa historia. Para eso, agreguen otra hoja en la contratapa de la carpeta donde todos puedan ir votando.
* Pueden agregar dibujos e imágenes. ¡También decorar la carpeta!
2.
Biblioteca de familia

Una propuesta para investigar, escribir y crear
Sugerida de 8 a 10 años

No todas las casas tienen bibliotecas llenas de libros; sin embargo, en todos los hogares hay historias para contar. Los cuentos son narraciones cortas. Hay cuentos populares que se transmiten oralmente. Muchas personas los conocen porque se pasan de generación en generación. Los adultos podrán sugerir:
1. Con hojas de papel y lápiz en mano, pídanle a papá/mamá, tíos, padrinos o abuelos que les cuenten alguna historia que les hayan narrado a ellos cuando eran chicos.
2. Escriban la historia en una hoja en blanco. ¡Pueden acompañarla con dibujos que se les ocurran!
3. Con cartulinas, cartones, maderas finas o cualquier otro elemento, armen unas tapas y encuadernen el cuento que escribieron. Pueden pintarlas con témperas, hacer collages, pegarles fotos, etc.
4. Traten de escribir y encuadernar los relatos de la mayor cantidad posible de parientes. En la próxima reunión familiar, presenten la biblioteca “Historias que nos contaron cuando éramos niños y niñas en la familia XXXXX”.

¡¡¡Además!!!
* Si tienen distintas versiones de una misma historia, pueden reunirlas en un mismo tomo.
* Si los chicos y chicas tienen ganas, en lugar de escribir las historias como una narración, pueden hacer una historieta de cada uno de los relatos que les contaron.
* La historia más interesante (narrada o en forma de historieta) puede subirse a www.pakapaka.gov.ar para compartirla con otros chicos, padres y docentes.
3.
¡Árbol genealógico-lector!

Una propuesta para investigar, imaginar, escribir y leer
Sugerida de 10 a 12 años

En las bibliotecas y en las librerías, hay distintos tipos de libros. Algunos cuentan historias imaginarias, otros refieren a la vida real de algunas personas. También están los que relatan viajes o los que desarrollan trabajos científicos. Hay publicaciones sobre cocina, manualidades, consejos para el cuidado de las plantas, el cuerpo o los animales… y tanto más. ¡Hay millones de libros! Esta actividad propone investigar qué les gusta leer a los miembros de la familia y qué recomendarían para las próximas generaciones. Los adultos podrán guiar el trabajo diciendo:
1. Averigüen qué es un árbol genealógico y dibujen uno en un papel bien grande. Háganlo en lápiz como primer borrador y con celdas bastante amplias para que entren todas las preguntas que van a hacer a sus parientes.
2. Entrevisten a todos los familiares que puedan y pregúntenles: ¿Qué libros recordás haber leído? ¿Qué tipo de libros preferís leer? ¿Cuál es el libro que les recomendarías leer a tus hijos y a los hijos de tus hijos? ¿Por qué?
3. Completen el “árbol genealógico-lector”. Traten de averiguar qué cosas les gustaban a sus bisabuelos o tatarabuelos. Quizás lleguen a saber si sabían leer y escribir. También qué temas, relatos o lecturas les gustaban.
4. Armen la versión definitiva en papel o usando algún software de gráficos o específico para armar árboles genealógicos. (*)

(*) Para este paso, puede usarse el programa Family Tree pilot.

RONDA para las familias

En esta sección, sugerimos un conjunto de actividades para que los adultos realicen con los chicos y las chicas de la casa. Se trata de propuestas para seguir jugando, imaginando, inventando e investigando con RONDA en familia.

Aquí, madres, padres, tíos, abuelos, padrinos, niñeras y demás parientes o colaboradores cercanos encontrarán una serie de consignas para hacer con los más pequeños. También algunas sugerencias que les permitirán ampliar y guiar las distintas tareas.
ZAPA ZAPA

ZAPA ZAPA cuenta distintas historias de la vida de Lola y del mundo que la rodea. Los distintos objetos cobran vida. Así, zapatos, sandalias y medias se vuelven protagonistas de muchas aventuras.

1.
Zapatos sonoros

Una propuesta para inventar, jugar y expresarse con el cuerpo
Sugerida de 2 a 4 años

En todas las casas hay zapatos. En algunas pocos, en otras muchos, algunos más viejos, otros por estrenar. Pero siempre hay zapatos, por eso los adultos propondrán:
1. Busquen en sus casas 2 ó 3 pares de zapatos de distintos tipo y tamaño.
2. Recolecten tapitas de bebidas, papel celofán, bolsitas de nailon con arroz, etc.
3. Una vez que tengan el calzado y los elementos, empiecen a armar los “zapatos sonoros”. Con cinta adhesiva, pueden pegarles las tapitas en la suela o las bolsitas en el empeine. Prueben que hagan mucho ruido.
4. Piensen si quieren invitar a jugar a otros adultos, hermanos o amigos y háganlo antes de continuar.
5. Pídanle a un adulto que ponga música y comiencen a bailar o a seguir el ritmo de la música con los zapatos que acaban de inventar.

¡¡¡Además!!!
* Si tienen una cámara de fotos, video o celular cerca, ¡¡pueden registrar el show!!
* También pueden fotografiar cada zapato inventado y subirlo a www.pakapaka.gov.ar/ronda con un comentario sobre las características que posee. ¡No olviden firmar la obra!
2.
Pistas secretas

Una propuesta para inventar, jugar y explorar
Sugerida de 3 a 5 años

Los detectives o los exploradores muchas veces se guían por huellas para llegar a lo que están buscando. Aquí les proponemos jugar a dar pistas y a despistar. Los adultos podrán plantear:
1. Cada uno elija un objeto cualquiera que haya en la casa (¡uno que no se rompa!).
2. Recolecten hojas de papel blanco o de diario, marcadores, témperas de colores o crayones.
3. Apoyen sus pies sobre las hojas y dibujen el contorno de sus zapatos varias veces (por lo menos 5).
4. Cada participante tome sus propios contornos de zapatos y píntenlos de manera que se pueda reconocer a quién corresponde la huella (unos pueden hacer una cruz amarilla, otros un círculo verde, etc.). También envuelvan el objeto que eligieron con papeles y dibújenle marcas iguales a las que hicieron en sus huellas.
5. Cada uno esconda su objeto y distribuya sus huellas como pistas para encontrar los paquetes escondidos. ¡Vale despistar un poco a los otros participantes para hacerlo más divertido!

¡Si son muchos los que juegan, se pueden armar equipos!

¡¡¡Además!!!

Si los chicos y las chicas tienen ganas, pueden subir un comentario a www.pakapaka.gov.ar/ronda. Allí pueden contarnos quiénes jugaron, dónde y quién descubrió primero un objeto.
3.
Cuentos de zapatos y zapatitos

Una propuesta para investigar, leer, dibujar y narrar historias
Sugerida de 4 a 6 años

Hay muchos relatos que cuentan historias de personajes y sus zapatos. Aquí los mayores podrán sugerir:
* Pregúntenle a mamá, papá, abuelos o conocidos qué cuentos sobre zapatos conocen. El gato con botas o Cenicienta son algunos de los más conocidos (también pueden buscar en las bibliotecas o en Internet).
* Pídanles que se los lean o los narren.
* Dibujen el zapato que más les gusta (puede ser de verdad o inventado). Imaginen una historia que les pueda ocurrir con él. Pídanle a un adulto que les escriba la historia al costado del dibujo que hicieron.

¡¡¡Además!!!

Si los chicos y las chicas tienen ganas, pueden subir el dibujo y la historia a www.pakapaka.gov.ar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada